30.3.08

Escuchado en la radio (II)

"(Moderador): ...la frase exacta es "sabes que todo se ha ido a la mierda en América cuando el mejor rapero es blanco y el mejor golfista negro."
(Contertulio): ¿Un rapero blanco?
(M): Sí, se refiere a Eminem.
(C): Ah. ¿Y quién dijo eso?
(M): Charles Barkley.
(C): Vaya. No sabía que el vicepresidente era tan gracioso."

11.3.08

Alegría, alegría

Que se han acabado las elecciones, ole mi niño., que se acabó lo de ver caretos forzados de políticos en la carretera, que al Rajoy parece que le hayan metido unos forceps en la boca para hacerlo sonreír y al Zapatero no había quien lo hiciera parecer serio y al final lo sacaban en las fotos en plan posado robado. Se acabó el no comprar periódicos porque desde la página uno hasta la última, pasando por los deportes y los contactos, todos y cada uno de ellos iban saturados de ¿cómo decirlo?, ¿"tendencionismo"?, ¿es una palabro nueva...?, bueno, de información tendenciosa muy poco hábilmente camuflada. Se acabó lo de huir de la radio por lo propio, lo de huir de los informativos por lo mismo, lo de huir de las tertulias en el trabajo porque toooooodo acababa derivando en las mismas chorradillas políticas, como si fuéramos nosotros a arreglar el país, oigan, como a la selección española, que también la arreglamos de tanto en tanto.

Alegría porque todos están alegres, menos Llamazares, con eso de que todos han ganado. Ha ganado el PSOE porque, bueno, porque ha ganado, que es lo que querían hacer, digo yo; ha ganado el PP porque, aunque yo diría que han perdido pues resulta que no, que sí que habrán perdido lo que vienen siendo las elecciones pero en realidad han logrado "posicionarse" en "mejor situación" con un "magnífico resultado" en número de votos y porcentaje, algo que yo no entiendo, porque alegrarse de ser el mejor perdedor en cuanto a resultados desde que comenzó la democracia es como si al segundo espermatozoide en una carrera de varios millones le diera por celebrar con cava que, después de la paliza, para cuando llegó a donde el óvulo se le había adelantado otro listo. Han ganado los nacionalistas, que en realidad han perdido votos, pero ellos saben ver la realidad como verdaderamente ES. Ha ganado Rosa Díez, que perdió las primarias del PSOE y como se emperró en ir al Congreso pues se montó un partido suyo que, mira, le ha caído simpático a todo el espectro social de este país nuestro. Por ganar, hasta han ganado los carroñeros que pululan en derredor de Rajoy; a ver quién da el primer paso.

Llamazares ha perdido, decía, pero aunque él siga con lo de las conspiraciones judeomasónicas para justificar su debacle (o al cambio climático, que eso de los Tsunamis en la puerta de Alcalá hasta donde yo sé es algo poco visto) lo cierto es que los votantes de IU, entre los cuáles me cuento, qué le vamos a hacer, también hemos ganado porque al fin el bueno de Gaspar ha decidido largarse. A ver si ahora aparece alguien joven y con ganas de hacerse notar en el amplio espacio que hay a la izquierda de Zapatero, que a estas alturas ya todos sabemos que anda más bien escorado hacia el centro-derecha, como casi todos los grandes partidos del sistema político actual en el primer mundo.

Pero la alegría del título, la mayor, la más grande, la más intensa, pues oigan, para qué voy a engañarles, es la felicidad que siento al saber que tito Solbes va a ingresarme 400 leuros en la cuenta del banco. Eso dijo, ¿no? Que supongo que los 400 son para todos, ¿no?, hayamos votado a quien hayamos votado, y espero que con esto no sea como con la broma de los 800.000 puestos de trabajo de la era González ("no, que no me ha entendido bien: yo dije ochocientos o mil..."), o sea, que los 400 leuros no sean a repartir entre todos los contribuyentes. Que íntegros me dan para alguna cena buena con la familia, pero si me sueltan un cuarto de céntimo me voy a cagar en las castas de alguien, y no son horas ni es tiempo, que esto acaba de empezar. Digo.

7.3.08

Unos cabrones sin alma...

...han asesinado a un hombre de cuarenta y pocos tacos delante de su mujer y una de sus tres hijos. Porque era del PSOE en tierra de vascos. Sólo por eso.

Cabrones.